Adornar la mesa durante la Navidad tiene que ser divertido y si hay niños en casa, aún más. Ellos son los verdaderos protagonistas de estas fiestas; si los involucramos en la decoración alcanzaremos dos objetivos: que se sientan orgullosos de “sus” adornos y que las vacaciones del cole se conviertan en unos días inolvidables para todos.

Dependiendo de los invitados que vengan a casa podéis pueden crear más o menos adornos, repetirlos o sorprender con novedades a los que repiten.

Una simple pecera vacía, bolas de Navidad, algunas piñas naturales o pintadas (los esprais son ideales) y algo de nieve artificial, musgo, ramas de pino… imaginación al poder. También se puede usar dos o tres peceras de diferentes tamaños y lograr un efecto más espectacular (y más diversión mientras los peques las hacen).

Un centro de mesa relativamente fácil de hacer es este:

O este, con velas, ramas de canela, algo de puntilla, alguna rama de pino

 

En estos enlaces encontraréis muchas más ideas de personas que ponen su creatividad y sus ideas al alcance de todos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *